jun 27 2012

Me nombran en la web del SAI de la Universidad de Zaragoza!

El de la izquierda no es Pepe, sino Abraham!

Hace unos días publicaron una entrada en la sección de noticias de la web del Servicio General de Apoyo a la Instrumentación de la Universidad de Zaragoza, comentando un poco por encima algunas de las cosas que hemos hecho Pepe y yo a lo largo de los últimos meses. La verdad es que me hace bastante ilusión aparecer en la web de la Uni ¡sin ni siquiera ser estudiante! (Porque, técnicamente, soy preuniversitario)

El artículo es el 2º de la lista en el momento en que escribo estas líneas, pero por si acaso lo rescato y lo pego aquí, para la posteridad:

Servicio General de “Futura” Investigación

Entre las muchas funciones que tiene el Servicio de Instrumentación Electrónica, posiblemente la menos conocida sea la labor social.
En este aspecto el servicio desarrolla dos tipos de tareas:
Por un lado colabora a título informativo mediante el desarrollo de charlas y presentaciones para los alumnos de enseñanza secundaria que participan en visitas a la facultad de Ciencias y en la Semana de inmersión en la Ciencia.
Y por otro lado, proporciona soporte técnico otorgando ciertos medios materiales que de otra manera sería imposible para los centros educativos.
En este segundo escenario cabe destacar el apoyo prestado al joven estudiante Juan Aguarón de Blas del colegio Cardenal Xavierre, que junto con el Dr. José Barquillas Pueyo  (académico de nuestra Facultad de Ciencias) han sido recientemente premiados con el primer premio en el “Hacklab CAT Arduino 2012“ y en el “XXV Premio Nacional Don Bosco“.
Los galardones han sido obtenidos gracias al desarrollo de un osciloscopio digital de muy bajo coste basado en un display gráfico LCD, muy adecuado para prácticas en ESO, bachillerato y Formación Profesional. Desde nuestro servicio queremos dar las más sinceras felicitaciones a esta joven promesa y al Dr. Barquillas por lo méritos obtenidos y animarles que sigan en la misma línea.

Primer premio del Hacklab CAT Arduino 2012 organizado por Libelium/Cooking Hacks, Arduino Academy y Milla Digital, con el patrocinio del Ayuntamiento de Zaragoza, del 11 al 15 de enero.
http://www.arduinoacademy.com/2012/01/19/news-academy-videos-y-fotos-del-hacklab-cat-arduino-2012/

Primer clasificado del XXV Premio Nacional Don Bosco a la Investigación Tecnológica, organizado por el Centro Salesianos de Zaragoza del 6 al 8 de marzo.
http://www.premiodonbosco.es/
http://www.arduinoacademy.com/2012/03/08/news-academy-juan-aguaron-1er-clasificado-en-el-premio-nacional-don-bosco-2012/
http://juan.aguarondeblas.es/2012/03/primer-puesto-en-el-xxv-premio-don-bosco.html
http://juan.aguarondeblas.es/category/ciencia/tecnologia/electronica

Juan Aguarón de Blas: Blog personal y Proyectos
http://juan.aguarondeblas.es/
http://proyectos.xavierre.com/osciloduino/
http://blog.bricogeek.com/noticias/arduino/osciloduino-un-osciloscopio-diy-con-arduino/
http://reprapped.wordpress.com/
http://www.bajaryoutube.com/user/SapientiaSapientium#p/u/4/lRtNFYKzGlI

Desde aquí les quiero dar las gracias por la publi que me hacen, que no se preocupen que les mantendré ocupados un tiempo! :D


feb 18 2012

X Salón del Cómic de Zaragoza

Hace ya dos meses que la sala multiusos del Auditorio de Zaragoza acogió el evento friki de mi ciudad por excelencia: el Salón del Cómic, que este año celebraba su décima edición.

Como ya os estuve comentando, para este Salón llevaba idea de disfrazarme de Sauron, el malo maloso de El Señor de los Anillos. Esta vez, a diferencia del año pasado, empecé el cosplay mucho antes, en verano, para así poder tenerlo acabado para diciembre, al igual que dos amigos que también planeaban ir de personajes (malvados, por supuesto) de Tolkien: el Rey Brujo de Angmar y Balrog, la criatura a la que Gandalf se enfrenta en el puente de Khazad-dûm. Por desgracia, éste último finalmente no pudo venir, ya que optó por ir al viaje de estudios del colegio.

Finalmente, llegó el día: viernes 16, jornada completa donde las haya, pues el mismo día Ernesto (Rey Brujo) y yo teníamos la prueba de la Olimpiada Matemática, cuya segunda parte terminaba a las 19:30. Como os comenté, salí del examen, tomé un ibuprofeno y fui al Auditorio (sin cosplay, claro) para qué ambiente había. Recuerdo haber visto a varios amigos y conocidos allí, pero al escribir esta crónica después de haber pasado tanto tiempo hay algunos detalles que he olvidado. Tras darme una vuelta por los stands regresé a casa a dar los últimos retoques a mi disfraz, ya que al día siguiente tenía que lucir los varios kilos de cartón, papel de periódico y cola blanca que lo conformaban.

Ernesto, Elena, servidor, Luis y Leti. Alta concentración de midiclorianos!

Sábado, 9.00. Me desperté temprano para ponerme por primera vez la armadura completa. Sin lugar a dudas, fue todo un acierto: no me esperaba que necesitara hora y media y otro para de manos para poder sujetar todas las piezas. Sólo las rodilleras (probablemente, la parte menos elaborada del disfraz) me supusieron 20 minutos de pelea con los imperdibles.

A las 11:30 salí de casa con Ernesto, quien no se había puesto todavía su disfraz. A fin de cuentas, yo no tenía pensado llevarlo en ese momento; fue, por así decirlo, un simulacro para ver cómo se portaba el traje en movimiento.

Una vez hubimos entrado en el Salón comenzamos, para mi vergüenza, a atraer los flashes de las cámaras. Tampoco es que me importara mucho: ya sabía que aquello iba a pasar, y llevar el casco puesto lo hacía bastante soportable. Pero, además de los paparazzis, también comencé a encontrarme con varios amigos.

Tras el simulacro y vuelta de reconocimiento volví a casa para poder cambiarme y estar presentable para la comida, una de las mejores cosas que hice durante ese loco fin de semana. No era para menos: se celebraba la primera quedada de FrikisZaragoza, un grupo cuyo nombre es bastante autoexplicativo. Creo.

Durante un par de horas estuvimos comiendo y charlando, y a pesar de no conocernos la mayoría (al menos, físicamente) el tiempo se nos pasó volando. Podría extenderme durante un buen rato sobre este tema, pero creo que la crónica que hizo @KilFer es mucho más exacta, además de estar escrita en su peculiar estilo. El mérito del diseño del blog es de @geekandela, quien hizo incluso un banner para publicitar la quedada.

Lo cierto es que lo pasé realmente bien: buena comida, gente interesante… y lo mejor, ¡todos frikis! Y si pensáis que no podía ser tan exagerado, sólo os diré que entramos al restaurante con una chica disfrazada de oso y la marcha imperial sonando de fondo.

Tras la comida, volví a casa para ponerme de nuevo el cosplay, ya que a las 18:00 Ernesto y yo teníamos que hacer aquello que llevábamos preparando tanto tiempo: la actuación (en realidad miento; 4 días antes aún no sabíamos qué hacer). Sobre las 16:30-17:00 volvimos al Auditorio provocando el cambio de acera (sentido literal) de muchos peatones que, al parecer, no querían caminar junto a dos pacíficos habitantes de la Tierra Media. Tuvimos suerte: a pesar de la kilométrica fila que había, todos los de FrikisZaragoza estaban a punto de entrar y nos colaron. Nadie se atrevió a protestar.

En cuanto entramos, se produjo desbandada general: cada friki se fue por su lado, y sólo quedamos juntos 6 ó 7. Durante un rato anduvimos encontrándonos con gente y curioseando por los diversos stand, haciendo tiempo hasta que empezara el espectáculo.

Ya el año anterior me tocó subir a aquel escenario, también con Ernesto. Por desgracia, por aquel entonces no sabíamos que había que preparar una actuación, así que improvisamos un pequeño diálogo. Pero esta vez íbamos preparados, y la espera con los demás participantes no se nos hizo muy larga.

“Actuaron” (si es que se puede emplear esa palabra en todos los casos) varios amigos, aunque tal vez lo que más me gustó fue la coreografía de Happy Synthesizer, de Paula con cosplay de Hatsune Miku. Y, bueno, llegó el momento: el presentador, un hombre disfrazado de Hernández o de Fernández (sigo sin tenerlo muy claro) nos llamó al escenario.

Si os soy sincero, apenas estaba nervioso: el respeto que impone una multitud como la que teníamos delante (200-300 personas, tal vez) aniquiló todo miedo que pudiese tener. Y es que, como dice Terry Pratchett en una de sus novelas, “tenía un plan. Y un hombre con un plan, por malo que éste sea, siempre es peligroso, pues no duda al actuar”. Efectivamente, el hecho de saber perfectamente qué debíamos hacer en cada momento nos permitió llevar el asunto con bastante dignidad. Lo cual no quita que cometiésemos varios errores, o se me olvidara en ocasiones cómo seguía la letra. Pero bueno, lo hicimos, y mucho mejor de lo previsto a juzgar por la recepción del público. En serio, jamás imaginé que una multitud aplaudiendo pudiese impresionar tanto. En fin, voy al grano: con todos ustedes, Sauron y el Rey Brujo interpretando ¡Camino Moria!

Probablemente, una de esas cosas que hay que hacer al menos una vez en la vida. Por cierto, el vídeo lo grabó Laura (@XxGoldenSoulxX)!

Por otro lado, había cosplays realmente llamativos: desde los clásicos Jedi y stormtrooper hasta un grupo disfrazado de personajes del Team Fortress, pasando por un peculiar orco de Warhammer cuya armadura me impresionó por tener la mayor concentración de cinta americana que he visto en la vida.

Probablemente, una de mis fotos favoritas de todo el finde.

Al día siguiente volví a ponerme el traje, ya que mis primos querían verme en acción. Por suerte, no había mucho que hacer y regresamos a casa pronto. Por la tarde, ya vestido de calle, aproveché para comprar algún que otro cómic (Arrugas, de Paco Roca, altamente recomendable) y la camiseta friki de rigor (en esta ocasión, una muy chula con el juego de piedra-papel-tijeras-lagarto-spock). También encontré un puerro de Miku de peluche a un precio decente, algo que llevaba buscando desde hacía un año.

Conforme fue avanzando la tarde la sensación depresiva característica del domingo fue adueñándose de todos nosotros, hasta que llegó la hora de partir, ya con ganas de que llegase el próximo Salón.

Ahora está guardado en una caja, esperando diciembre....

Tras escribir esta crónica me doy cuenta de que, efectivamente, el haberla postergado tanto ha hecho que haya olvidado muchos detalles, así que si me he dejado algo tened en cuenta que fueron tres días muy intensos. De todos modos, todavía me queda algo de hueco, así que os diré que me sorprendió el gran número de tuiteros que había, muchos de los cuales me reconocieron (diré a mi favor que con el casco puesto se me veía desde una distancia considerable). Por todos lados había gente a la que seguía, o de la que había oído hablar. Me parece que jamás había desvirtualizado tanto en tan poco tiempo. En cualquier caso, este Salón pasa a ser, sin lugar a dudas, el mejor en el que he estado nunca, tanto por lo bien que me lo pasé como por la gente que conocí. Amigos con los que parece que lleve toda la vida.

Y así, lectores que hayáis aguantado hasta aquí, acaba el relato de mis trepidantes aventuras durante el X Salón del Cómic de Zaragoza. Así sucedió, y así os lo cuento.


oct 14 2011

Sobre música y otros sonidos

Jotas, aportando decencia a las fiestas del Pilar desde tiempos inmemoriales.

En este preciso momento gran parte de la gente joven de Zaragoza se encuentra en el momento “estelar” de las Fiestas del Pilar: el concierto de Juan Mangas, un personajillo de cuya existencia me enteré hace un par de semanas. No obstante, casi todo el mundo lo conocía, a pesar de tener un artículo de Wikipedia bastante sucinto.

No voy a hablaros acerca del compás de cuatro por cuatro de sus composiciones, ni de su virtuosismo al teclado (del Mac de turno, se entiende). Principalmente, porque no ganaría nada haciéndolo, y no conozco la música que hace lo suficientemente bien como para poder escribir acerca de ello. Como podréis imaginar, el suyo no es un género que me resulte apasionante; prefiero otros estilos. Y de estilos y gustos musicales va la cosa.

Los que me leéis desde hace un tiempo sabréis que el tipo de música que escucho no es precisamente convencional. Para que os hagáis una idea, mi MP4 cuenta con contenidos tan variados como polkas finlandesas, versiones con letra friki de bandas sonoras, synth pop de los 80, música clásica, canto gregoriano mezclado con electrónica… digamos que no es lo habitual. Vamos, que desde mi posición no puedo valorar objetivamente la música comercial de hoy en día, ya que nunca la escucho.

Sin embargo, el otro día acabé en un macroconcierto de la cadena de radio Máxima FM en el que se encontraba media Zaragoza. Evidentemente, al igual que otras muchas personas, no estaba allí por la música, pero no pude evitar escucharla. Si os soy sincero, me desagradó bastante. Esto es sólo una opinión, por lo que no debe ser tomada como nada más que eso, pero lo cierto es que no le encuentro ningún atractivo a este género musical (si no me equivoco, es el dance): en vez de basarse en una sucesión de notas, está compuesto por variaciones de volumen y la alternancia entre pitidos destrozatímpanos y graves que hacen pensar en el estallido de una bomba. Pero lo respeto, ya que sé que, aunque aún no la he escuchado, ha de existir alguna ¿canción? ¿composición? de este estilo que, si bien no se convertirá en una de mis favoritas, me agradará (o al menos no me desgradará, que tratándose de mí no es poco).

“Todo esto es muy bonito, pero no sé a dónde quieres ir a parar”, estaréis pensando. Pues bien, esto viene a que el otro día, hablando de música, oí una frase de esas que silencian las conversaciones de alrededor. De las que hacen que, por unos instantes, seas incapaz de ofrecer una contestación coherente. En definitiva, una de esas frases que te hacen dudar de si se trata de una broma: “la música de ahora es la mejor de todas, y todo lo de antes es mucho peor”. Sí, iba en serio.

De acuerdo, éste es un caso bastante extremo de difícil tratamiento, pero eso no quita que haya mucha gente que únicamente escuche música de hoy en día. Realmente, el problema no es que se escuche lo de hoy en día (evidentemente, eso es necesario para que se innove), sino que no se escuche lo que había antes del chuntachunta. Esto no me mosquearía tanto si se tratase meramente de una cuestión de gustos, pero lo cierto es que la mayoría de la gente de mi edad escucha lo que escucha porque sus amigos también lo hacen, y así será hasta que se forme un círculo vicioso en el que todo el mundo escuche lo mismo, pero a nadie le guste. Pero como lo que está asociado con este tipo de música siempre va a existir, al final acabará convirtiéndose en música de acompañamiento, y la canción dejará de ser un fin para pasar a ser un medio con el que amenizar la ingesta de grandes dosis de alcohol cada fin de semana y fiesta de guardar.


sep 13 2011

Al otro lado de las TIC

A lo largo del curso pasado mi hermano y sus amigos trabajaron en una web, Al otro lado de las TIC, que presentaron al Premio Internacional Educared (en el cual resultaron vencedores el año pasado, y yo el anterior). Un trabajo impresionante que recopila una serie de entrevistas a profesores, alumnos y personas destacadas dentro del mundo de las TIC en las que se tratan temas como las aplicaciones que se pueden emplear en el aula, el uso que se debe hacer de ellas, el papel actual de las TIC en la enseñanza… Desgraciadamente, a pesar de que todos pensábamos que iban a llevarse un premio, esta vez no han tenido suerte. Aún les queda un par de años para volver a intentarlo, pero como se dice siempre, “lo importante es participar”. Y aunque parezca una coletilla que ya no tenga mucho significado, realmente en este tipo de concursos lo que realmente vale la pena es lo que se aprende por el camino: hace un par de años, aunque no gané este mismo concurso, consideré que el esfuerzo valió la pena por todo lo que habíamos hecho. Supongo que por algo dirán que lo importante no es llegar, sino el camino.

¡Os dejo con un vídeo introductorio que hicieron, y desde aquí les doy mi enhorabuena!


may 28 2011

Concierto de Los Gandules

Hace unos minutos he vuelto a casa tras asistir a mi primer concierto de Los Gandules, un grupo maño que se dedica a hacer versiones humorísticas de canciones conocidas. La puesta en escena, muy elaborada, consiste en los dos cantantes en albornoz tumbados en un sofá y bebiendo cerveza. Además, las innumerables horas que dedican a ensayar se notan: en algunas canciones únicamente se detienen a comentar cómo van las obras del tranvía. Sin embargo, la genialidad de esta banda no radica en la profesionalidad (aunque hay que admitir que tocan decentemente), sino en cómo son sus canciones. Si tuviese que clasificarlos, los metería antes en la categoría de humoristas que en la de músicos.

En definitiva, un concierto que ha hecho que, a su lado, las canciones “oficiales” en MP3 sean una copia barata. Si queréis, aún podéis asistir mañana a la última actuación de “Los Gandules y su Circo de Col“, nombre que recibe esta gira concreta. En la Sala Morrissey (Zaragoza) por 9€.

Aunque ya digo que no les hace justicia, os dejo con una de sus canciones, “La Década Apestosa I”:


abr 18 2011

Con Wicho de Microsiervos en Zaragoza Activa

El otro día (con todo este ajetreo, ya no sé cuándo fue) fui a una conferencia de Wicho (uno de los tres redactores de Microsiervos, el blog más leído en español) a Zaragoza Activa, en la biblioteca Cubit, sobre cómo montar blogs de éxito.

Estuvo realmente interesante, aunque la parte “básica” ya la tenía yo muy trillada. De todas formas, nunca viene mal repasar algún que otro concepto. También me pareció cuanto menos curiosa la historia de su blog, que explicó con detalle. Sin embargo, el mensaje central de la charla fue este:

Y como colofón, conseguimos robarle una foto para la posteridad:

De izquierda a derecha: servidor (o en este caso, cliente), Wicho, Penas y Paloma. Nótese mi camiseta, apropiada para la ocasión :)

Por cierto, la presentación está colgada, por si alguien quiere echarle un ojo.